Ingredientes:

  • 1 pichón por persona
  • zanahorias
  • puerro o cebolleta
  • aceite de oliva
  • limón
  • jengibre
  • laurel
  • vainilla
  • sémola para cous cous
  • tomates cherry
  • hierbabuena
  • cilantro
  • comino
  • sal y pimienta

Preparación:

  1. Trocear el pichón en cuartos, deshuesando las pechugas y separando las alas y las puntas de las alas.
  2. Hacer un caldo con la carcasa del pichón, las puntas de las alas, el cuello, la molleja, zanahoria y la parte verde de un puerro o cebolleta.
  3. Salpimentar y enharinar los muslos y las alas y freir en aceite para dorar un poco por fuera (la carne no debe quedar cocinada).
  4. Una vez dorados, poner los muslos, y las alas en una cacerola totalmente cubiertos de aceite de oliva, y cocinar a una temperatura no superior a 75º durante al menos una hora o hasta que estén tiernos. El aceite se puede aromatizar con cáscara de limón, jengibre, vainilla, laurel… y se puede reutilizar para otros confitados.
  5. Una vez confitados, se reservan junto con las pechugas en el aceite hasta que se vayan a consumir, bien tapados en la nevera para que el aceite no coja olores.
  6. Preparar el cous cous el día anterior al que se vayan a comer los pichones con el caldo de pichón y añadir hierbabuena y cilantro picados, jengibre y cáscara de limón rayados, un chorrito de zumo de limón, tomates cherry en trocitos pequeños, aceite de oliva y un poco de comino machacado. Meter en la nevera.
  7. Sacar el cous cous con tiempo suficiente para que alcance temperatura ambiente.
  8. Sacar el pichón confitado y dorar a la plancha, aprovechando la grasa que quede para dorar las pechugas, previamente salpimentadas, de forma que queden tostadas por fuera y poco hechas en el interior.
  9. Servir con el cous cous como guarnición