Ingredientes:

(Para 4 personas)

  • 800 gr. de carne de pollo
  • 200 gr. de ciruelas pasas
  • 100 gr. de almendras crudas y peladas
  • 2 cucharadas de miel de azahar
  • 1 ramita de canela
  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharaditas de semilla de sésamo
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1 sobre de azafrán en polvo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 trozo de cascara de naranja
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 pellizco de pimienta negra

Preparación:

  1. Calentar agua en un cazo amplio y cuando hierva poner las ciruelas secas, retirarlo del fuego, tapar y dejarlo en reposo. Poner aceite en una cazuela y añadir la cebolla cortada muy menuda.
  2. Cuando esté pochada añadir el pollo ligeramente salado, dándole vueltas para que se impregne bien de aceite por todos los lados. Pasados unos minutos, agregar el azafrán diluido en un poco de agua.
  3. Añadir sal, jengibre, pimienta, laurel, la cáscara de naranja y la rama de canela. Tapar y dejar cocer a fuego lento una media hora.
  4. Escurrir las ciruelas secas y añadirlas a la cazuela del pollo las almendras y las dos cucharadas de miel. Si es necesario añadir agua caliente.
  5. Cuando esté cocido el pollo espolvorearlo con las semillas de sésamo tostadas y una cucharadita de canela en polvo. Dejar reposar un momento y servir.